Loading...

August 30, 2013

Nissan se inspira en las abejas Pulse para ver el video Pulse para ver el video ABC Tv El robot EPORO mira y actúa como las abejas para evitar colisiones. Pausar carrusel Anterior Siguiente Los ingenieros de la firma nipona se han basado en el reino animal para desarrollar tecnologías de movilidad de futuro. Entre los objetivos a largo plazo, reducir al mínimo la siniestralidad. e.c. / madrid Día 29/08/2013 - 22.04h Búsquedas relacionadas Compartir Share on facebook20 Share on twitter5 Share on tuentiShare on meneameShare on linkedin Imprimir 0 Comentarios Nissan trabaja a fondo en soluciones de movilidad para el futuro, pero con la mente puesta en reducir al mínimo la siniestralidad con el paso de los años. Y para ello sus ingenieros han girado la vista a la naturaleza, buscando nociones que les permitan entender cómo los vehículos pueden interactuar para lograr un entorno de conducción más seguro y eficiente. En este sentido, el equipo de investigación de Nissan ha creado el EPORO (EPisodio 0 RObot) con láser LRF (Laser Range Finder) inspirada en los ojos compuestos de las abejas, con un campo de visión superior a los 300 grados. Seis unidades del robot EPORO se comunican entre sí para controlar sus posiciones. El objetivo, evitar colisiones y ser capaces de viajar de lado a lado o en una sola dirección, como los peces agrupados en bancos. Sin señales Aunque las actuales leyes de tráfico determian carriles y obedecen a señales viales, si todos los coches fueran autónomos toda esta señalética podría desaparecer. Un pez sigue 3 reglas: no te vayas lejos, no te pongas muy cerca y no golpees a los demás. Un banco de peces no tiene líneas que le guíen pero sus integrantes nadan muy cerca unos de otros. Si los coches pudieran comportarse en grupo de la misma manera y de forma autónoma, más vehículos podrían funcionar al mismo tiempo sin aumentar el ancho de las carreteras, lo que solucionaría las congestiones de tráfico. Como muestra el vídeo sobre estas líneas, el robot de Nissan también tiene capacidad para comunicarse con sus semejantes en una intersección, de forma que puede tomar la decisión de cuáles podrían pasar y cuáles no, eliminando la necesidad de señales. Antes de desarrollar EPORO, Nissan creó la unidad biométrica Car Robot, o BR23C, que imita la habilidad para evitar colisiones de las abejas. El láser LRF detecta obstáculos en un radio de 180 grados hasta 2 metros de distancia y el BR23C calcula la distancia al obstáculo para enviar una señal a un microprocesador, que traduce y mueve o cambia la posición del robot para evitar choques. En una fracción de segundo detecta un impedimento imitando los movimientos de una abeja y cambiando de dirección para evitar impactos.

Nissan se inspira en las abejas

  • El robot EPORO mira y actúa como las abejas para evitar colisiones.
  1.  
  2.  
Pausar carrusel Anterior Siguiente

Los ingenieros de la firma nipona se han basado en el reino animal para desarrollar tecnologías de movilidad de futuro. Entre los objetivos a largo plazo, reducir al mínimo la siniestralidad.

Día 29/08/2013 - 22.04h
Nissan trabaja a fondo en soluciones de movilidad para el futuro, pero con la mente puesta en reducir al mínimo la siniestralidad con el paso de los años. Y para ello sus ingenieros han girado la vista a la naturaleza, buscando nociones que les permitan entender cómo los vehículos pueden interactuar para lograr un entorno de conducción más seguro y eficiente.
En este sentido, el equipo de investigación de Nissan ha creado el EPORO (EPisodio 0 RObot) con láser LRF (Laser Range Finder) inspirada en los ojos compuestos de las abejas, con un campo de visión superior a los 300 grados. Seis unidades del robot EPORO se comunican entre sí para controlar sus posiciones. El objetivo, evitar colisiones y ser capaces de viajar de lado a lado o en una sola dirección, como los peces agrupados en bancos.
Sin señales
Aunque las actuales leyes de tráfico determian carriles y obedecen a señales viales, si todos los coches fueran autónomos toda esta señalética podría desaparecer. Un pez sigue 3 reglas: no te vayas lejos, no te pongas muy cerca y no golpees a los demás. Un banco de peces no tiene líneas que le guíen pero sus integrantes nadan muy cerca unos de otros. Si los coches pudieran comportarse en grupo de la misma manera y de forma autónoma, más vehículos podrían funcionar al mismo tiempo sin aumentar el ancho de las carreteras, lo que solucionaría las congestiones de tráfico.
Como muestra el vídeo sobre estas líneas, el robot de Nissan también tiene capacidad para comunicarse con sus semejantes en una intersección, de forma que puede tomar la decisión de cuáles podrían pasar y cuáles no, eliminando la necesidad de señales.
Antes de desarrollar EPORO, Nissan creó la unidad biométrica Car Robot, o BR23C, que imita la habilidad para evitar colisiones de las abejas.
El láser LRF detecta obstáculos en un radio de 180 grados hasta 2 metros de distancia y el BR23C calcula la distancia al obstáculo para enviar una señal a un microprocesador, que traduce y mueve o cambia la posición del robot para evitar choques. En una fracción de segundo detecta un impedimento imitando los movimientos de una abeja y cambiando de dirección para evitar impactos.

No comments: