Loading...

September 27, 2013

La temperatura de la Tierra podría aumentar hasta 4,8 grados para 2100 El informe del IPCC cree al 95% que el hombre es el principal responsable del calentamiento global DESCARGABLE El informe 2013, en inglés Agencias Madrid 27 SEP 2013 - 16:47 CET297 Archivado en: Estocolmo Suecia Cambio climático Escandinavia Problemas ambientales Europa Medio ambiente Ian Joughin Recomendar en Facebook 1.177 Twittear 725 Enviar a LinkedIn 24 Enviar a Tuenti Enviar a Menéame Enviar a Eskup Enviar Imprimir Guardar El Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU ha alertado a los Gobiernos de que, sin una política "agresiva" de mitigación, la temperatura del planeta subirá más de dos grados centígrados en 2100, y entonces no se podrá frenar el calentamiento del planeta ni sus consecuencias, que podrían ser "devastadoras". Los científicos tienen entre un 95% y un 100% de certeza de que la actividad humana es responsable de la mayor parte del calentamiento del clima desde 1951. El último informe del IPPC (AR5), dado a conocer este viernes en Estocolmo, insiste en que los Gobiernos deben implantar "urgentemente" planes para reducir sus emisiones y los impactos peligrosos que ya están, de hecho, afectando a las poblaciones vulnerables y que en los próximos tiempos se extenderán. Concretamente, el documento explica que, si las emisiones de CO2 se duplican, el incremento de la temperatura será de tres grados centígrados, algo que no ha cambiado respecto al IV informe, de 2007. Sin embargo, los científicos se plantean ahora que es "posible" considerar que la temperatura podría subir 1,5 grados centígrados en el mejor de los escenarios. En el peor de los casos, la temperatura global podría incrementarse en 4,5 grados centígrados, algo que según los científicos sería "catastrófico para las personas y para el planeta". En todo caso, basándose en las tendencias actuales, las emisiones apuntan a que serán más del doble, lo que llevaría al planeta a un incremento de temperatura "peligroso" incluso en el mejor de los escenarios. Este documento forma parte de un informe más completo, dividido en cuatro partes y que se irá conociendo de aquí a octubre de 2014. El texto ha sido redactado por 831 científicos de 85 países, con la participación de miles de científicos más, que han contribuido en la fase previa. Culpa del hombre Ahora los científicos tienen entre un 95% y un 100% de certeza de que la actividad humana es responsable de la mayor parte del calentamiento del clima desde 1951. Esto ha provocado que el aumento del nivel del mar se ha acelerado; que el ratio del hielo ártico que se ha retraído se ha duplicado; que la fusión de los glaciares y de las placas de hielo es mucho más rápida y que los océanos se están acidificando. En resumen, en el informe se asegura que el cambio climático es "real, está ocurriendo ahora y los humanos han causado la mayor parte del mismo", y los científicos aclaran que una rápida reducción de la contaminación por gases de efecto invernadero ayudará al mundo a evitar el peor escenario. Advierten, no obstante, de que sin estrategias agresivas de mitigación la temperatura del planeta superará el aumento de dos grados centígrados en 2100. "Cruzar este umbral conducirá a un calentamiento catastrófico con consecuencias globales devastadoras", advierte el informe. Evidencias científicas El informe del grupo de trabajo I del IPCC ha concluido que las últimas tres décadas han sido más cálidas que todas las décadas anteriores desde 1850 y que el periodo comprendido entre 1983 y 2012 ha sido la treintena más cálida en 800 años y posiblemente la más cálida de los últimos 1.400 años. Asimismo, los científicos señalan que desde 1950 tanto la atmósfera como los océanos se han calentado; la extensión y volumen de nieve y hielo han disminuido y el nivel del mar ha subido. "Muchos de estos cambios están sucediendo mucho más rápido ahora que en el pasado", agrega. Además, los glaciares han retrocedido en cada temporada y cada década desde 1979 y los modelos de predicción advierten de que si continúan las altas emisiones, se puede ver el Ártico sin hielo durante el verano en 2050. También entre 1983 y 2010 el nivel del mar ha subido al doble de velocidad que entre 1901 y 2010. Por otro lado, los científicos han probado que los océanos se están acidificando desde que comenzó la era industrial y que la frecuencia e intensidad de lluvias copiosas se incrementará a escala global. Concretamente, los primeros 700 metros de los océanos han capturado gran parte del calor provocado por los gases de efecto invernadero y se han calentado desde 1970. Respecto a las temperaturas, los expertos aseguran que "hay una fuerte evidencia" de que las temperaturas extremas, incluidos los días cálidos y las olas de calor, han sido más frecuentes desde 1950 y señalan que en algunas regiones como determinadas zonas de Nueva Zelanda, Australia, Centroamérica, China, Mongolia, el norte de Europa y el oeste de Norteamérica, experimentarán con mayor frecuencia las inundaciones. En el caso de las sequías, la tendencia es que serán más frecuentes, sobre todo en el Mediterráneo y las regiones occidentales de África. Los científicos también prevén que las tormentas tropicales de categoría 4 serán más frecuentes y que las de categoría 5 aumentarán. A tiempo de evitar la catástrofe En definitiva, el IPPC da por terminado el debate sobre el cambio climático y añade que estas modificaciones están impactando sobre la población en la actualidad, pero los científicos advierten de que las consecuencias pueden ser "incluso peores" si no se actúa. Los científicos, además de indicar que ahora debe lograrse una comprensión por parte de los Gobiernos, que deben implantar "urgentemente" planes para reducir las emisiones de CO2, también apelan al importante papel que pueden y deben desempeñar las ONG. Les recomiendan dar un paso más en sus esfuerzos de comunicación y exigencia a Gobiernos, al sector privado y a la sociedad en general. 100% renovables El informe incluye también una serie de recomendaciones para los políticos que ayudarían a frenar el cambio climático. Entre ellas, que los Gobiernos comiencen "lo más rápido posible" una senda hacia una energía 100% limpia y renovable y protejan los bosques, los océanos y los recursos hídricos de los que depende la economía. Igualmente, deberán comprometerse a una mayor reducción de gases de efecto invernadero antes de 2020, cuando un nuevo acuerdo internacional se pondrá en marcha. De esta forma, podrá asegurarse una acción efectiva a largo plazo para evitar el calentamiento por debajo de niveles de riesgo catastróficos. El documento forma parte del V Informe del IPPC que los gobernantes del mundo estudiarán antes de llegar a un acuerdo multilateral vinculante en 2015, aunque no será efectivo hasta 2020. En este sentido, los científicos explican que si el acuerdo de 2015 se plantea como objetivo mantener el incremento de la temperatura por debajo de dos grados centígrados, pero el tratado no se aplica hasta 2020, habrá que esperar un lustro para empezar a esforzarse en limitar las emisiones, y entonces "podrá ser muy tarde o demasiado costoso". Finalmente, el informe del IPCC aboga por que los subsidios a los combustibles fósiles se destinen a energías limpias, por que se prohíban el desarrollo de combustibles fósiles nuevos y por que se fomente el desarrollo de renovables y de soluciones innovadoras para usar la energía de manera más eficiente. "Todavía podemos prevenir los peores efectos del cambio climático y dejar a nuestros hijos y sus hijos un planeta decente. Pero necesitamos Gobiernos que actúen como bomberos y no como pirómanos. (...) Necesitamos asegurar que escucharán la llamada de emergencia del AR5 y que tomarán las decisiones correctas en el tiempo adecuado", concluye el documento.

La temperatura de la Tierra podría aumentar hasta 4,8 grados para 2100

El informe del IPCC cree al 95% que el hombre es el principal responsable del calentamiento global

El Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU ha alertado a los Gobiernos de que, sin una política "agresiva" de mitigación, la temperatura del planeta subirá más de dos grados centígrados en 2100, y entonces no se podrá frenar el calentamiento del planeta ni sus consecuencias, que podrían ser "devastadoras". Los científicos tienen entre un 95% y un 100% de certeza de que la actividad humana es responsable de la mayor parte del calentamiento del clima desde 1951.
El último informe del IPPC (AR5), dado a conocer este viernes en Estocolmo, insiste en que los Gobiernos deben implantar "urgentemente" planes para reducir sus emisiones y los impactos peligrosos que ya están, de hecho, afectando a las poblaciones vulnerables y que en los próximos tiempos se extenderán. Concretamente, el documento explica que, si las emisiones de CO2 se duplican, el incremento de la temperatura será de tres grados centígrados, algo que no ha cambiado respecto al IV informe, de 2007. Sin embargo, los científicos se plantean ahora que es "posible" considerar que la temperatura podría subir 1,5 grados centígrados en el mejor de los escenarios. En el peor de los casos, la temperatura global podría incrementarse en 4,5 grados centígrados, algo que según los científicos sería "catastrófico para las personas y para el planeta".
En todo caso, basándose en las tendencias actuales, las emisiones apuntan a que serán más del doble, lo que llevaría al planeta a un incremento de temperatura "peligroso" incluso en el mejor de los escenarios.
Este documento forma parte de un informe más completo, dividido en cuatro partes y que se irá conociendo de aquí a octubre de 2014. El texto ha sido redactado por 831 científicos de 85 países, con la participación de miles de científicos más, que han contribuido en la fase previa.

Culpa del hombre

Ahora los científicos tienen entre un 95% y un 100% de certeza de que la actividad humana es responsable de la mayor parte del calentamiento del clima desde 1951. Esto ha provocado que el aumento del nivel del mar se ha acelerado; que el ratio del hielo ártico que se ha retraído se ha duplicado; que la fusión de los glaciares y de las placas de hielo es mucho más rápida y que los océanos se están acidificando.
En resumen, en el informe se asegura que el cambio climático es "real, está ocurriendo ahora y los humanos han causado la mayor parte del mismo", y los científicos aclaran que una rápida reducción de la contaminación por gases de efecto invernadero ayudará al mundo a evitar el peor escenario. Advierten, no obstante, de que sin estrategias agresivas de mitigación la temperatura del planeta superará el aumento de dos grados centígrados en 2100. "Cruzar este umbral conducirá a un calentamiento catastrófico con consecuencias globales devastadoras", advierte el informe.

Evidencias científicas

El informe del grupo de trabajo I del IPCC ha concluido que las últimas tres décadas han sido más cálidas que todas las décadas anteriores desde 1850 y que el periodo comprendido entre 1983 y 2012 ha sido la treintena más cálida en 800 años y posiblemente la más cálida de los últimos 1.400 años.
Asimismo, los científicos señalan que desde 1950 tanto la atmósfera como los océanos se han calentado; la extensión y volumen de nieve y hielo han disminuido y el nivel del mar ha subido. "Muchos de estos cambios están sucediendo mucho más rápido ahora que en el pasado", agrega.
Además, los glaciares han retrocedido en cada temporada y cada década desde 1979 y los modelos de predicción advierten de que si continúan las altas emisiones, se puede ver el Ártico sin hielo durante el verano en 2050. También entre 1983 y 2010 el nivel del mar ha subido al doble de velocidad que entre 1901 y 2010.
Por otro lado, los científicos han probado que los océanos se están acidificando desde que comenzó la era industrial y que la frecuencia e intensidad de lluvias copiosas se incrementará a escala global. Concretamente, los primeros 700 metros de los océanos han capturado gran parte del calor provocado por los gases de efecto invernadero y se han calentado desde 1970.
Respecto a las temperaturas, los expertos aseguran que "hay una fuerte evidencia" de que las temperaturas extremas, incluidos los días cálidos y las olas de calor, han sido más frecuentes desde 1950 y señalan que en algunas regiones como determinadas zonas de Nueva Zelanda, Australia, Centroamérica, China, Mongolia, el norte de Europa y el oeste de Norteamérica, experimentarán con mayor frecuencia las inundaciones.
En el caso de las sequías, la tendencia es que serán más frecuentes, sobre todo en el Mediterráneo y las regiones occidentales de África. Los científicos también prevén que las tormentas tropicales de categoría 4 serán más frecuentes y que las de categoría 5 aumentarán.

A tiempo de evitar la catástrofe

En definitiva, el IPPC da por terminado el debate sobre el cambio climático y añade que estas modificaciones están impactando sobre la población en la actualidad, pero los científicos advierten de que las consecuencias pueden ser "incluso peores" si no se actúa.
Los científicos, además de indicar que ahora debe lograrse una comprensión por parte de los Gobiernos, que deben implantar "urgentemente" planes para reducir las emisiones de CO2, también apelan al importante papel que pueden y deben desempeñar las ONG. Les recomiendan dar un paso más en sus esfuerzos de comunicación y exigencia a Gobiernos, al sector privado y a la sociedad en general.

100% renovables

El informe incluye también una serie de recomendaciones para los políticos que ayudarían a frenar el cambio climático. Entre ellas, que los Gobiernos comiencen "lo más rápido posible" una senda hacia una energía 100% limpia y renovable y protejan los bosques, los océanos y los recursos hídricos de los que depende la economía.
Igualmente, deberán comprometerse a una mayor reducción de gases de efecto invernadero antes de 2020, cuando un nuevo acuerdo internacional se pondrá en marcha. De esta forma, podrá asegurarse una acción efectiva a largo plazo para evitar el calentamiento por debajo de niveles de riesgo catastróficos.
El documento forma parte del V Informe del IPPC que los gobernantes del mundo estudiarán antes de llegar a un acuerdo multilateral vinculante en 2015, aunque no será efectivo hasta 2020. En este sentido, los científicos explican que si el acuerdo de 2015 se plantea como objetivo mantener el incremento de la temperatura por debajo de dos grados centígrados, pero el tratado no se aplica hasta 2020, habrá que esperar un lustro para empezar a esforzarse en limitar las emisiones, y entonces "podrá ser muy tarde o demasiado costoso".
Finalmente, el informe del IPCC aboga por que los subsidios a los combustibles fósiles se destinen a energías limpias, por que se prohíban el desarrollo de combustibles fósiles nuevos y por que se fomente el desarrollo de renovables y de soluciones innovadoras para usar la energía de manera más eficiente.
"Todavía podemos prevenir los peores efectos del cambio climático y dejar a nuestros hijos y sus hijos un planeta decente. Pero necesitamos Gobiernos que actúen como bomberos y no como pirómanos. (...) Necesitamos asegurar que escucharán la llamada de emergencia del AR5 y que tomarán las decisiones correctas en el tiempo adecuado", concluye el documento.

No comments: