Además, la tecnología permite medir la respuesta emocional frente a los avisos a través de la dilatación de las pupilas.

Recientemente, a Google se le concedió una patente intelectual en Estados Unidos que describe un sistema llamado "Gaze tracking system", el que sirve para hacer seguimiento ocular a los usuarios y reunir datos de hacia dónde se está mirando para sacar conclusiones en torno a la absorción de publicidad, ya sea en medios digitales o en carteles de la vida real y medios impresos.
Y es que sería necesario colocar un dispositivo físico cerca del ojo de la persona para saber hacia dónde apunta su mirada, muy al estilo de lo visto en las gafas de realidad aumentada Google Glass, las que perfectamente podrían integrar la tecnología necesaria para realizar aquello.
El sistema no sólo permite saber si se vislumbra o no la publicidad, sino que también mide la respuesta emocional del usuario cuando mira el aviso a través de la dilatación de su pupila, entregando aún mayor información a los avisadores interesados en esta clase de información.
Claro está, esto es sólo una patente intelectual y hasta donde sabemos la tecnología aún no ha sido integrada en ningún producto real --tampoco en Google Glass. Y es que inmediatamente se levantan ciertas sospechas sobre la privacidad para la persona que utilice este sistema, con Google adelantándose a las críticas dejando en claro que la información reunida sería utilizada sólo para los fines anteriormente descritos y que además sería anónima incluso para ellos.
2013-08-19 00.53.44