Loading...

September 2, 2013

Padre era el blanco del tiro que mató a bebé en Brooklyn La Policía de Nueva York indicó que se trataría de un caso de pandillas Una de las familiares del bebé Antiq Hennis muestra una fotografía del pequeñito muerto el domingo en la noche al recibir un disparo en una calle de Brooklyn. Una de las familiares del bebé Antiq Hennis muestra una fotografía del pequeñito muerto el domingo en la noche al recibir un disparo en una calle de Brooklyn. Foto: Mariela Lombard/EDLP. Por: EDLP PUBLICADO: Sep, 2, 2013 3:43 pm EST print article increase font size decrease font size Nueva York – Como la mayoría de los casos de muertes de niños por disparos en la ciudad de Nueva York, el fallecimiento anoche del pequeño Antiq Hennis fue una mala jugada del destino. El bebé de un año recibió un disparo que, según la Policía, estaba dirigido a su padre. El Comisionado de Policía de Nueva York, Raymond Kelly, informó este lunes que las primeras investigaciones determinaron que Anthony Hennis era el blanco de los tiros que fueron disparados alrededor de las 7:20 p.m. del domingo en la calle Brownsville, en Brooklyn, cuando el hombre acababa de recoger a su hijo en la casa de la madre del menor y lo transportaba en un cochecito. Una de las balas alcanzó al pequeño en la cara. El NYPD no había realizado arrestos por el asesinato, pero informó que todo apunta a que se trataba de un crimen de pandillas. Muere niño en Brooklyn view photo gallery Si tiene alguna pista sobre este caso que pueda ayudar a dar con los responsables, llame de manera confidencial al número de la Policía: (800) 577-TIPS. También se puede enviar informes a través del portal de internet www.crimestoppers.com o por texto al 274637 (CRIMES) y luego marcar TIP577. Este es el caso más reciente de una larga lista de tiroteos en las calles de la Gran Manzana que tienen como protagonistas a pequeñas víctimas inocentes, quienes han muerto o quedado heridas por balas perdidas, ajustes de cuentas o intentos de robo. Estos son algunos de los casos más notorios registrados desde el 2012: Apenas hace una semana, el 24 de agosto, el niño Tharell Edward, de 3 años, murió al ser alcanzado por una bala en la cabeza cuando dormía en la casa de su madre en Brooklyn. Por el crimen fue acusado un joven que disparó durante una discusión con la mujer que cuidaba al pequeño. El 16 de agosto la menor Amanda Chavan, de 9 años, fue herida por el adolescente Billie James, de 17 años, durante una balacera en El Bronx. La niña fue impactada en el estómago, pero logró sobrevivir. En enero de este año, un bebé que se encontraba con su padre en el parque Herbert Von King en Brooklyn celebrando su cumpleaños, recibió un tiro en un brazo a plena luz del día. El padre también fue herido en el torso, y ambos sobrevivieron. En noviembre del 2012 una niña de 5 años fue baleada en la avenida Hughes, en El Bronx, durante un tiroteo que ocurrió en horas de la madrugada. La menor sobrevivió al disparo. En agosto del año pasado, un pequeño de 10 años recibió un disparo en la pierna mientras jugaba en el sector de Melrose, cerca del Estadio de los Yankees, en El Bronx. La Policía luego dijo que se trató de una bala perdida. Apenas un mes antes, en julio del 2012, se registraron tres casos de pequeños heridos por balas en las calles de Nueva York, en medio de disputas callejeras o intentos de robo. El primero fue el ocurrido el 29 de julio, cuando una balacera en Brooklyn dejó heridos a una niña de dos años y otro menor de 13. Ambos se recuperaron. Días antes, el 22 de julio, el pequeño Lloyd Morgan, de cuatro años, murió de un disparo en la cabeza mientras jugaba cerca de una cancha de baloncesto en El Bronx. Este suceso ocurrió apenas días de que el niño Isaiah Rivera, de tres años, recibiera un balazo en una pierna mientras jugaba en un parque en Brooklyn. El pequeñito sobrevivió. En mayo del 2012 otro menor de 12 años recibió un tiro en una pierna cuando estaba comprando junto a su padre en una tienda de zapatos en Brooklyn, en momento en que un par de hombres protagonizaba una discusión que terminó con disparos. En Abril, un niño de 10 años también fue baleado cuando salía de una tienda junto a su padre en Brooklyn alrededor de las 11 p.m., cuando varios hombres mantenían una disputa frente a un negocio en Williamsburg. En Febrero del 2012, el niño hispano Armando Bigo, de ocho años, recibió una bala perdida en el hombro cuando compraba en una bodega en El Bronx, en momento en que un joven pasó en bicicleta y disparó contra un grupo que estaba reunido en el lugar.

Padre era el blanco del tiro que mató a bebé en Brooklyn

La Policía de Nueva York indicó que se trataría de un caso de pandillas
Una de las familiares del bebé Antiq Hennis muestra una fotografía del pequeñito muerto el domingo en la noche al recibir un disparo en una calle de Brooklyn.
Una de las familiares del bebé Antiq Hennis muestra una fotografía del pequeñito muerto el domingo en la noche al recibir un disparo en una calle de Brooklyn.
Foto: Mariela Lombard/EDLP.
PUBLICADO: Sep, 2, 2013 3:43 pm EST print article increase font size decrease font size
Nueva York – Como la mayoría de los casos de muertes de niños por disparos en la ciudad de Nueva York, el fallecimiento anoche del pequeño Antiq Hennis fue una mala jugada del destino. El bebé de un año recibió un disparo que, según la Policía, estaba dirigido a su padre.
El Comisionado de Policía de Nueva York, Raymond Kelly, informó este lunes que las primeras investigaciones determinaron que Anthony Hennis era el blanco de los tiros que fueron disparados alrededor de las 7:20 p.m. del domingo en la calle Brownsville, en Brooklyn, cuando el hombre acababa de recoger a su hijo en la casa de la madre del menor y lo transportaba en un cochecito. Una de las balas alcanzó al pequeño en la cara.
El NYPD no había realizado arrestos por el asesinato, pero informó que todo apunta a que se trataba de un crimen de pandillas.
Si tiene alguna pista sobre este caso que pueda ayudar a dar con los responsables, llame de manera confidencial al número de la Policía: (800) 577-TIPS. También se puede enviar informes a través del portal de internet www.crimestoppers.com o por texto al 274637 (CRIMES) y luego marcar TIP577.
Este es el caso más reciente de una larga lista de tiroteos en las calles de la Gran Manzana que tienen como protagonistas a pequeñas víctimas inocentes, quienes han muerto o quedado heridas por balas perdidas, ajustes de cuentas o intentos de robo. Estos son algunos de los casos más notorios registrados desde el 2012:
  • Apenas hace una semana, el 24 de agosto, el niño Tharell Edward, de 3 años, murió al ser alcanzado por una bala en la cabeza cuando dormía en la casa de su madre en Brooklyn. Por el crimen fue acusado un joven que disparó durante una discusión con la mujer que cuidaba al pequeño.

  • El 16 de agosto la menor Amanda Chavan, de 9 años, fue herida por el adolescente Billie James, de 17 años, durante una balacera en El Bronx. La niña fue impactada en el estómago, pero logró sobrevivir.

  • En enero de este año, un bebé que se encontraba con su padre en el parque Herbert Von King en Brooklyn celebrando su cumpleaños, recibió un tiro en un brazo a plena luz del día. El padre también fue herido en el torso, y ambos sobrevivieron.

  • En noviembre del 2012 una niña de 5 años fue baleada en la avenida Hughes, en El Bronx, durante un tiroteo que ocurrió en horas de la madrugada. La menor sobrevivió al disparo.

  • En agosto del año pasado, un pequeño de 10 años recibió un disparo en la pierna mientras jugaba en el sector de Melrose, cerca del Estadio de los Yankees, en El Bronx. La Policía luego dijo que se trató de una bala perdida.

  • Apenas un mes antes, en julio del 2012, se registraron tres casos de pequeños heridos por balas en las calles de Nueva York, en medio de disputas callejeras o intentos de robo. El primero fue el ocurrido el 29 de julio, cuando una balacera en Brooklyn dejó heridos a una niña de dos años y otro menor de 13. Ambos se recuperaron.

  • Días antes, el 22 de julio, el pequeño Lloyd Morgan, de cuatro años, murió de un disparo en la cabeza mientras jugaba cerca de una cancha de baloncesto en El Bronx.

  • Este suceso ocurrió apenas días de que el niño Isaiah Rivera, de tres años, recibiera un balazo en una pierna mientras jugaba en un parque en Brooklyn. El pequeñito sobrevivió.

  • En mayo del 2012 otro menor de 12 años recibió un tiro en una pierna cuando estaba comprando junto a su padre en una tienda de zapatos en Brooklyn, en momento en que un par de hombres protagonizaba una discusión que terminó con disparos.

  • En Abril, un niño de 10 años también fue baleado cuando salía de una tienda junto a su padre en Brooklyn alrededor de las 11 p.m., cuando varios hombres mantenían una disputa frente a un negocio en Williamsburg.

  • En Febrero del 2012, el niño hispano Armando Bigo, de ocho años, recibió una bala perdida en el hombro cuando compraba en una bodega en El Bronx, en momento en que un joven pasó en bicicleta y disparó contra un grupo que estaba reunido en el lugar.

No comments: