Loading...

August 3, 2013

Moto X, ‘smartphone’ con grandes ideas El equipo ofrece control de voz y un manejo elegante casi sin tocar la pantalla, dice Adrian Covert; Google busca que su primer dispositivo con Motorola sea un éxito comercial, más que de la crítica. Por: Adrian Covert | Viernes, 02 de agosto de 2013 a las 16:21 Compartir 66 Email Texto CNNMoney El Moto X llegará a México antes de la segunda quincena de septiembre en colores negro y blanco. (Foto: Reuters) El Moto X llegará a México antes de la segunda quincena de septiembre en colores negro y blanco. (Foto: Reuters) Artículos relacionados Foto Moto X va por el trono de Android El primer 'smartphone' de Google y Motorola llegará a México antes del 15 de septiembre Foto Google-Motorola presentarán 'smartphone' Ambas empresas darán a conocer su primer equipo en conjunto el próximo 1 de agosto Foto Las cifras infladas de Google La firma miente al decir que su Nexus 7 supera en ventas a la iPad en Japón, dice Elmer-DeWitt Foto Google lanza Android 4.3 Esta versión permitirá restringir perfiles en tabletas para limitar el acceso a 'apps' y contenidos Foto Apple vende menos iPads y más iPhones Las ganancias de la firma de la manzana cayeron 22% durante el tercer trimestre fiscal Foto Samsung, ¿detrás de ataque a HTC? Autoridades taiwanesas investigan si la surcoreana contrató estudiantes para denostar a la firma Otros enlaces ENFOQUE: Firefox debutará en los 'smartphones' NUEVA YORK — El nuevo smartphone Moto X de Google no pretende ser el teléfono más veloz, el más grande o el más bonito... Quiere ser el más inteligente. El gigante de las búsquedas develó el jueves el primer teléfono inteligente de diseño propio desde que compró a la atribulada Motorola el año pasado. En lugar de enfrentarse con smartphones de alta gama como el iPhone de Apple, el Galaxy S4 de Samsung o el One de HTC, Google diseñó el Moto X para usar de forma ingeniosa sensores y procesadores de lenguaje a fin de anticiparse a tus deseos. El corazón del Moto X es un chip llamado X8, que permite que el smartphone entienda el lenguaje natural y lo dota de "conciencia" o conocimiento de la situación (situational awareness). Siempre está a la escucha de tus órdenes, ya sea mientras duerme o está despierto. Y "sabe" que lo estás utilizando y cómo lo estás utilizando. Al pronunciar "OK Google Now" y sin tocar el dispositivo, puedes realizar una llamada, mapear un destino, introducir un recordatorio o realizar una búsqueda en Google. El chip especial de procesamiento de lenguaje permite que el teléfono esté siempre a la espera de tu voz para decirle lo que debe hacer, sin tener que activar el micrófono. Mejor aún, Motorola dice que esa función no supondrá ningún menoscabo para la duración de la batería. Otra maravilla tecnológica: la pantalla mostrará automáticamente el reloj cuando tomes el teléfono o lo extraigas de tu bolsillo. Si colocas el dedo en la pantalla enseguida aparecerán las notificaciones para tu visualización. Si retiras el dedo, volverá al modo de bloqueo de pantalla, ocultando rápidamente tus comunicaciones de las miradas indiscretas. Cuando el teléfono está durmiendo (o en cualquier otro estado), si lo giras levemente con la muñeca como un destornillador podrás activar la cámara con un mínimo esfuerzo. También cuenta con una aplicación personalizada denominada Assist que puede utilizar la gran variedad de sensores del Moto X para detectar en qué tipo de configuración está el teléfono y te permite establecer una serie de configuraciones que se activarán automáticamente durante estas situaciones. Por ejemplo, puedes hacer que el teléfono te lea todos los mensajes de texto en voz alta mientras conduces. Al salir del vehículo, esa configuración se apaga. A pesar de todos esos sensores y habilidades, el Moto X no pierde elegancia. Tiene una pantalla de 4.7 pulgadas con una resolución de 720 píxeles en un cuerpo no más grande que un iPhone. Ejecuta una versión relativamente limpia y ligera de Android, lo que significa que es rápido y recibirá actualizaciones mucho más rápido que un teléfono como el Galaxy S4. Incluye una cámara de 10 megapixeles con un sensor especialmente hecho para reservar una cuarta parte de cada pixel para capturar más luz (una función que se traduce en fotos más detalladas sin necesidad de flash). Su batería promete 24 horas con una sola carga en condiciones de uso "normal". Sí, leíste bien, 24 horas. El hardware del Moto X está a mitad de camino entre la calidad artesanal del One de HTC y la sensación plástica del Galaxy S4. Es sin duda agradable al tacto y no es demasiado pesado, pero su carcasa de plástico de policarbonato no es tan bonita para maravillar por sí sola. Tal vez los principales ideas para el Moto X tienen poco que ver con la tecnología: los usuarios pueden iniciar sesión en el sitio web de Motorola y personalizar los colores del teléfono. Motorola se encargará de toda la producción del Moto X en una fábrica de Fort Worth, Texas, porque de ese modo podrá girar un pedido especial en menos de cuatro días. Ese servicio, que solo está disponible por ahora para los clientes de AT&T, tiene poco que ver con la tecnología y mucho que ver con el marketing. Para el público objetivo del Moto X, a saber, ese gran público al que no le preocupa tanto la densidad de píxeles y los sensores de la cámara, el plan de marketing de Motorola podría funcionar. Esta atribulada división de Google no necesita un teléfono aclamado por la crítica, necesita uno que sea un éxito comercial. He probado el teléfono por unas horas, y las funciones tuvieron un buen desempeño. El único beneficio universal sobre cualquier otro dispositivo es no tener que tocar una o dos teclas antes de ver las notificaciones o para que admita instrucciones de voz. Para un teléfono de 200 dólares, anunciado con tanto bombo como la solución a nuestros problemas con los smartphones, esperaba un poco más. De hecho, las mismas características especiales se dieron a conocer en la línea más utilitaria de teléfonos Droid de Motorola la semana pasada. El Moto X saldrá a la venta a finales de agosto. Comentarios (1)Descargar Email

Moto X, ‘smartphone’ con grandes ideas

El equipo ofrece control de voz y un manejo elegante casi sin tocar la pantalla, dice Adrian Covert; Google busca que su primer dispositivo con Motorola sea un éxito comercial, más que de la crítica.

Por: Adrian Covert | 
Viernes, 02 de agosto de 2013 a las 16:21
Compartir
66
Email
    Texto
NUEVA YORK — El nuevo smartphone Moto X de Google no pretende ser el teléfono más veloz, el más grande o el más bonito... Quiere ser el más inteligente.
El gigante de las búsquedas develó el jueves el primer teléfono inteligente de diseño propio desde que compró a la atribulada Motorola el año pasado. En lugar de enfrentarse con smartphones de alta gama como el iPhone de Apple, el Galaxy S4 de Samsung o el One de HTC, Google diseñó el Moto X para usar de forma ingeniosa sensores y procesadores de lenguaje a fin de anticiparse a tus deseos.
El corazón del Moto X es un chip llamado X8, que permite que elsmartphone entienda el lenguaje natural y lo dota de "conciencia" o conocimiento de la situación (situational awareness). Siempre está a la escucha de tus órdenes, ya sea mientras duerme o está despierto. Y "sabe" que lo estás utilizando y cómo lo estás utilizando.
Al pronunciar "OK Google Now" y sin tocar el dispositivo, puedes realizar una llamada, mapear un destino, introducir un recordatorio o realizar una búsqueda en Google. El chip especial de procesamiento de lenguaje permite que el teléfono esté siempre a la espera de tu voz para decirle lo que debe hacer, sin tener que activar el micrófono. Mejor aún, Motorola dice que esa función no supondrá ningún menoscabo para la duración de la batería.
Otra maravilla tecnológica: la pantalla mostrará automáticamente el reloj cuando tomes el teléfono o lo extraigas de tu bolsillo. Si colocas el dedo en la pantalla enseguida aparecerán las notificaciones para tu visualización. Si retiras el dedo, volverá al modo de bloqueo de pantalla, ocultando rápidamente tus comunicaciones de las miradas indiscretas.
Cuando el teléfono está durmiendo (o en cualquier otro estado), si lo giras levemente con la muñeca como un destornillador podrás activar la cámara con un mínimo esfuerzo.
También cuenta con una aplicación personalizada denominada Assist que puede utilizar la gran variedad de sensores del Moto X para detectar en qué tipo de configuración está el teléfono y te permite establecer una serie de configuraciones que se activarán automáticamente durante estas situaciones. Por ejemplo, puedes hacer que el teléfono te lea todos los mensajes de texto en voz alta mientras conduces. Al salir del vehículo, esa configuración se apaga.
A pesar de todos esos sensores y habilidades, el Moto X no pierde elegancia. Tiene una pantalla de 4.7 pulgadas con una resolución de 720 píxeles en un cuerpo no más grande que un iPhone. Ejecuta una versión relativamente limpia y ligera de Android, lo que significa que es rápido y recibirá actualizaciones mucho más rápido que un teléfono como el Galaxy S4. Incluye una cámara de 10 megapixeles con un sensor especialmente hecho para reservar una cuarta parte de cada pixel para capturar más luz (una función que se traduce en fotos más detalladas sin necesidad de flash).
Su batería promete 24 horas con una sola carga en condiciones de uso "normal". Sí, leíste bien, 24 horas.
El hardware del Moto X está a mitad de camino entre la calidad artesanal del One de HTC y la sensación plástica del Galaxy S4. Es sin duda agradable al tacto y no es demasiado pesado, pero su carcasa de plástico de policarbonato no es tan bonita para maravillar por sí sola.
Tal vez los principales ideas para el Moto X tienen poco que ver con la tecnología: los usuarios pueden iniciar sesión en el sitio web de Motorola y personalizar los colores del teléfono. Motorola se encargará de toda la producción del Moto X en una fábrica de Fort Worth, Texas, porque de ese modo podrá girar un pedido especial en menos de cuatro días.
Ese servicio, que solo está disponible por ahora para los clientes de AT&T, tiene poco que ver con la tecnología y mucho que ver con el marketing. Para el público objetivo del Moto X, a saber, ese gran público al que no le preocupa tanto la densidad de píxeles y los sensores de la cámara, el plan de marketing de Motorola podría funcionar. Esta atribulada división de Google no necesita un teléfono aclamado por la crítica, necesita uno que sea un éxito comercial.
He probado el teléfono por unas horas, y las funciones tuvieron un buen desempeño. El único beneficio universal sobre cualquier otro dispositivo es no tener que tocar una o dos teclas antes de ver las notificaciones o para que admita instrucciones de voz.
Para un teléfono de 200 dólares, anunciado con tanto bombo como la solución a nuestros problemas con lossmartphones, esperaba un poco más. De hecho, las mismas características especiales se dieron a conocer en la línea más utilitaria de teléfonos Droid de Motorola la semana pasada.
El Moto X saldrá a la venta a finales de agosto.

No comments: