Loading...

August 3, 2013

FINANCIAL TIMES: América Latina duda del rescate a Grecia Financial Times - Jueves, 01 de Agosto de 2013 05:21 FMI bloomberg 120611 [Bloomberg] encabezado financial OK Por Peter Spiegel El representante de Brasil ante el consejo ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) se abstuvo de aprobar la nueva contribución de 1.8 mil millones de euros (2.4 mil millones de dólares) del fondo para el rescate de Grecia esta semana y emitió una crítica punzante argumentando que Atenas podría ser incapaz de pagar sus préstamos de rescate. Paulo Nogueira Batista, quien representa a 11 países de Centro y Sudamérica en el consejo del FMI, dijo que las dificultades políticas y económicas de Grecia "confirman algunos de nuestros peores miedos", y dijo que los propios economistas del organismo estaban haciendo suposiciones "demasiado optimistas" sobre el crecimiento económico y la sostenibilidad de su deuda. "La interminable depresión económica y los graves niveles de desempleo han dado lugar a desacuerdos políticos", escribió Batista. "La percepción generalizada de que la dificultad provocada por las políticas de ajuste draconianas no está dando frutos ha socavado aún más el apoyo público para el programa de ajuste y reforma". Hace tiempo que los países en desarrollo que son miembros del FMI se han mostrado incómodos con los enormes recursos del fondo que han sido dedicados a la crisis de la eurozona; Brasil, en particular, ha expresado preocupación de que una organización destinada a ayudar a los países más pobres se está utilizando para apuntalar a algunas de las economías más grandes del mundo. Pero la abstención y fuerte declaración de Batista –que incluyó su evaluación de que el personal de Grecia del FMI está "cerca de contemplar abiertamente la posibilidad de un impago o de hacer pagos retrasados de sus obligaciones con el FMI – es una de las posturas más rígidas que se han asumido desde que el plan de rescate griego se inició hace tres años. Incluso el propio FMI publicó un informe pidiendo a los países de la eurozona una contribución adicional de 11,000 millones de euros para el rescate griego y que consideraran grandes reducciones de los préstamos de rescate a Atenas con el fin de reducir la deuda a niveles más razonables. Además, el FMI dijo que a fin de reducir los niveles de la deuda griega a un nivel manejable, Atenas debe ser relevada de las deudas que tiene con los gobiernos de la eurozona por un total del 4% de su producción económica, o aproximadamente de 7.4 mil millones de euros, dentro de los próximos 2 años. Los gobiernos de la eurozona pueden verse forzados a condonar aún más deuda de los préstamos de rescate a Atenas a menos que la economía griega comience a dar la vuelta, dijo el FMI en su más claro llamado a los gobiernos de la eurozona a aceptar grandes pérdidas en su ayuda hacia Grecia. "Si los inversores no están convencidos de que la política para enfrentar el problema de la deuda es creíble, es probable que la inversión y el crecimiento no se recuperen como se ha programado", dijo el FMI en el informe de 195 páginas. Grecia debe la mayoría de su deuda soberana a los gobiernos de la eurozona. Se espera que este año alcance el 176% de la producción económica. El llamado del FMI para los gobiernos de la eurozona a aceptar pérdidas en sus préstamos de rescate para reducir la carga de la deuda de Grecia no es nuevo; es el resultado de semanas de fuertes enfrentamientos entre Bruselas y el FMI cuando se renovó el programa griego en diciembre del año pasado. Sin embargo, el nuevo informe es la primera vez que el FMI ha planteado la posibilidad de reducciones aún mayores que las acordadas en diciembre, y se produce justo dos meses antes de que los alemanes acudan a las urnas, lo que podría causar problemas para la campaña de reelección de la canciller Angela Merkel. El martes, Alemania rechazó con firmeza la especulación acerca de la necesidad de un mayor alivio de la deuda de Grecia, insistiendo en que el último informe de la troika de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI apenas había informado de que el gobierno griego estaba en camino de cumplir con todos los objetivos del programa. Martin Kotthaus, portavoz del ministerio de finanzas, dijo que hay un acuerdo vigente para examinar el progreso del programa de rescate griego a finales de este año. Pero sostuvo que no tiene sentido especular acerca de cualquier déficit de financiación que podría surgir más adelante el mismo día en que el último tramo de los fondos del programa de 172,000 millones de euros fue prestado a Atenas. Merkel y otros miembros del Partido Unión Demócrata Cristiana en su gobierno han insistido en las últimas semanas que no habrán 'recortes' en sus préstamos de rescate. A principios de este mes, Wolfgang Schäuble, el ministro alemán de finanzas, advirtió durante una visita a Atenas que el gobierno griego "no debería continuar con este debate". La cuestión de aceptar pérdidas en préstamos de rescate existentes –al mismo tiempo que se está pidiendo ayuda adicional– es causa de tensiones políticas en varios otros países del norte de la eurozona, así, como en los Países Bajos y Finlandia, donde el sentimiento anti-rescate es muy abundante. Funcionarios de la eurozona han insistido en que no discutirán más el alivio de la deuda para Grecia hasta abril del 2014, cuando el Eurostat se pronuncie sobre si Atenas alcanzará el equilibrio presupuestario por primera vez, sin tomar en consideración los pagos de la deuda. Funcionarios de la UE han indicado que pueden haber maneras de colmar la escasez inmediata de liquidez –que la Comisión Europea ha estimado en 3.8 mil millones de euros para el 2014, aunque el FMI estima 4.4 mil millones– sin forzar a los prestamistas en la eurozona a añadir dinero en efectivo adicional en el programa conjunto de 172,000 millones de euros de la UE y el FMI. Un funcionario de la UE dijo que podría haber fondos restantes destinados a recapitalizar el sector bancario de Grecia, que quizás ya no sean necesarios y puedan ser reprogramados, por ejemplo. Pero el informe del FMI deja claro que el déficit de financiación, que se abrirá en agosto del 2014, va más allá del próximo año y se adentra en el 2015, cuando se estima que Grecia necesitará una suma adicional de 5.6 mil millones de euros. (Reportaje adicional de Joseph Leahy y Quentin Peel) También, te pueden interesar los siguientes artículos FINANCIAL TIMES: Turismo y minería… ¡en el espacio! FINANCIAL TIMES: ¡Más momentos incómodos en las redes! FINANCIAL TIMES: Que Obama apueste por start-ups

FINANCIAL TIMES: América Latina duda del rescate a Grecia

Financial Times - Jueves, 01 de Agosto de 2013 05:21

FMI bloomberg 120611
[Bloomberg]


encabezado financial OK


Por Peter Spiegel


El representante de Brasil ante el consejo ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) se abstuvo de aprobar la nueva contribución de 1.8 mil millones de euros (2.4 mil millones de dólares) del fondo para el rescate de Grecia esta semana y emitió una crítica punzante argumentando que Atenas podría ser incapaz de pagar sus préstamos de rescate.


Paulo Nogueira Batista, quien representa a 11 países de Centro y Sudamérica en el consejo del FMI, dijo que las dificultades políticas y económicas de Grecia "confirman algunos de nuestros peores miedos", y dijo que los propios economistas del organismo estaban haciendo suposiciones "demasiado optimistas" sobre el crecimiento económico y la sostenibilidad de su deuda.
  

"La interminable depresión económica y los graves niveles de desempleo han dado lugar a desacuerdos políticos", escribió Batista. "La percepción generalizada de que la dificultad provocada por las políticas de ajuste draconianas no está dando frutos ha socavado aún más el apoyo público para el programa de ajuste y reforma".


Hace tiempo que los países en desarrollo que son miembros del FMI se han mostrado incómodos con los enormes recursos del fondo que han sido dedicados a la crisis de la eurozona; Brasil, en particular, ha expresado preocupación de que una organización destinada a ayudar a los países más pobres se está utilizando para apuntalar a algunas de las economías más grandes del mundo. Pero la abstención y fuerte declaración de Batista –que incluyó su evaluación de que el personal de Grecia del FMI está "cerca de contemplar abiertamente la posibilidad de un impago o de hacer pagos retrasados de sus obligaciones con el FMI – es una de las posturas más rígidas que se han asumido desde que el plan de rescate griego se inició hace tres años.
  

Incluso el propio FMI publicó un informe pidiendo a los países de la eurozona una contribución adicional de 11,000 millones de euros para el rescate griego y que consideraran grandes reducciones de los préstamos de rescate a Atenas con el fin de reducir la deuda a niveles más razonables.
  

Además, el FMI dijo que a fin de reducir los niveles de la deuda griega a un nivel manejable, Atenas debe ser relevada de las deudas que tiene con los gobiernos de la eurozona por un total del 4% de su producción económica, o aproximadamente de 7.4 mil millones de euros, dentro de los próximos 2 años.


Los gobiernos de la eurozona pueden verse forzados a condonar aún más deuda de los préstamos de rescate a Atenas a menos que la economía griega comience a dar la vuelta, dijo el FMI en su más claro llamado a los gobiernos de la eurozona a aceptar grandes pérdidas en su ayuda hacia Grecia.


"Si los inversores no están convencidos de que la política para enfrentar el problema de la deuda es creíble, es probable que la inversión y el crecimiento no se recuperen como se ha programado", dijo el FMI en el informe de 195 páginas.


Grecia debe la mayoría de su deuda soberana a los gobiernos de la eurozona. Se espera que este año alcance el 176% de la producción económica.


El llamado del FMI para los gobiernos de la eurozona a aceptar pérdidas en sus préstamos de rescate para reducir la carga de la deuda de Grecia no es nuevo; es el resultado de semanas de fuertes enfrentamientos entre Bruselas y el FMI cuando se renovó el programa griego en diciembre del año pasado.


Sin embargo, el nuevo informe es la primera vez que el FMI ha planteado la posibilidad de reducciones aún mayores que las acordadas en diciembre, y se produce justo dos meses antes de que los alemanesacudan a las urnas, lo que podría causar problemas para la campaña de reelección de la canciller Angela Merkel.


El martes, Alemania rechazó con firmeza la especulación acerca de la necesidad de un mayor alivio de la deuda de Grecia, insistiendo en que el último informe de la troika de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI apenas había informado de que el gobierno griego estaba en camino de cumplir con todos los objetivos del programa.


Martin Kotthaus, portavoz del ministerio de finanzas, dijo que hay un acuerdo vigente para examinar el progreso del programa de rescate griego a finales de este año. Pero sostuvo que no tiene sentido especular acerca de cualquier déficit de financiación que podría surgir más adelante el mismo día en que el último tramo de los fondos del programa de 172,000 millones de euros fue prestado a Atenas.


Merkel y otros miembros del Partido Unión Demócrata Cristiana en su gobierno han insistido en las últimas semanas que no habrán 'recortes' en sus préstamos de rescate. A principios de este mes,Wolfgang Schäuble, el ministro alemán de finanzas, advirtió durante una visita a Atenas que el gobierno griego "no debería continuar con este debate".


La cuestión de aceptar pérdidas en préstamos de rescate existentes –al mismo tiempo que se está pidiendo ayuda adicional– es causa de tensiones políticas en varios otros países del norte de la eurozona, así, como en los Países Bajos y Finlandia, donde el sentimiento anti-rescate es muy abundante.


Funcionarios de la eurozona han insistido en que no discutirán más el alivio de la deuda para Grecia hasta abril del 2014, cuando el Eurostat se pronuncie sobre si Atenas alcanzará el equilibrio presupuestario por primera vez, sin tomar en consideración los pagos de la deuda.


Funcionarios de la UE han indicado que pueden haber maneras de colmar la escasez inmediata deliquidez –que la Comisión Europea ha estimado en 3.8 mil millones de euros para el 2014, aunque el FMI estima 4.4 mil millones– sin forzar a los prestamistas en la eurozona a añadir dinero en efectivo adicional en el programa conjunto de 172,000 millones de euros de la UE y el FMI.


Un funcionario de la UE dijo que podría haber fondos restantes destinados a recapitalizar el sector bancario de Grecia, que quizás ya no sean necesarios y puedan ser reprogramados, por ejemplo.


Pero el informe del FMI deja claro que el déficit de financiación, que se abrirá en agosto del 2014, va más allá del próximo año y se adentra en el 2015, cuando se estima que Grecia necesitará una suma adicional de 5.6 mil millones de euros.


(Reportaje adicional de Joseph Leahy y Quentin Peel)

También, te pueden interesar los siguientes artículos

No comments: